Caminando hacia algún lugar
pierdo el sentido de la vida
mi cuerpo va perdiendo vitalidad
y el gélido abrazo de la muerte
me consume.
Siento que no puedo alejarme de ti
tus rostro pálido, me envuelve
tu belleza me hipnotiza.
Mi vida me grita que esta perdida.

Tantas veces reclamando tu llegada
y por fin estoy a tu merced,
no siento temor
siento alegría
por fin seré tuya,
mas con horror veo el engaño
me consumes poco a poco,
me utilizas a tu antojo,
robas mi vitalidad,
te revives con mi calor.
Pronto seré otro monstruo
como tu,
llorando pido compasión,
solo deseo el abrazo de la muerte
no vivir eternamente.

3 comentarios:

sombrasenllamas dijo...

Te busca Van Helsing... y viste pollera corta... eso es lo peor...

Me encantó este lugar tuyo. Tiene personalidad...

Anna Coll dijo...

Qué chulo... me ha recordado a uno de los cortos de "París Je t´aime". El de los vampiros.

Mia dijo...

Eres muy a lo Anne Rice, eh??
Sí, la verdad es que tengo amigas muy raritas...¡pero se les quiere!